Minado de criptomonedas puede generar calefacción en el hogar

Minado

La tecnología crece a pasos agigantados y para alegrar el hogar son mucho más contundentes. Por los momentos un grupo de emprendedores provenientes de Rusia están creando un proyecto futurista para calentar los hogares, por medio del minado de criptomonedas.

Minado de criptomonedas puede ser un potencial calefactor de hogares

Sin embargo la minería de bitcoin es un asunto un poco complicado por la gran cantidad de procedimientos previos que deben realizarse. Por medio el minado el cual se usa para la validación de las transacciones realizadas en red; se logra generar gran cantidad de calor, que en muchas ocasiones es difícil de manejar. Por lo que llya Frolov y Dmitry  Tolmachyov han pensado usar este calor para los hogares.

Esta pareja emprendedora crearon una casa de unos 76 metros cuadrados en Irkutsk; donde insertaron dos sistemas de minería para bitcoin. El calor emanado por estos dispositivos logra calentar un líquido que es bombeado por medio de un sistema de calefacción que va desde el suelo.

Todavía es un equipo que está en fase de prototipo  mediante el proceso el equipo de rusos han logrado ganar 430 dólares. Sobre todo por el procesamiento de la moneda y también el suministro de energía eléctrica.

Según lo comentado por este par es que; algunas personas usan las monedas electrónicas recurren con frecuencia a diversos dispositivos de minado; lo que hace que se caliente la atmósfera. Para ellos existen temporadas donde la calefacción es usada casi que de manera diaria por aproximadamente nueve meses. Por lo que este nuevo proyecto les sienta muy bien.

Un proyecto que de ser llevado a cabalidad; puede ser el ingenio más efectivo para luchar contra el daño al ambiente y producir calefacción mientras se innova en la búsqueda de criptomonedas.

Sin duda alguna la tecnología ha avanzado en pasos largos y con gran rapidez; se espera que para dentro de pocos años esta modalidad de calefacción llegue a todos los lugares del mundo.

Compartir