Etapas del embudo de ventas II

Embudos De Ventas

En esta oportunidad proseguimos con las etapas del embudo de ventas.

Fueses consciente o no, tú ya tenías un embudo desde el momento en que empezaste a vender un producto o un servicio. Daba igual cómo lo hubieses hecho, ya tenías un funnel.

Sin embargo, esto no implica que tengas bien diseñado tu sistema de negocio. Y sin eso nada de lo que te pueda contar en este post te será útil. 

Antes de entrar en el embudo tienes que tener hechos tus deberes de emprendedor:

1. Definición de tu cliente ideal

El marketing moderno se sustenta bajo la idea de la segmentación. Nuestros productos y servicios solo serán vendibles si tenemos claro a quién nos dirigimos y conocemos al detalle sus preocupaciones.

Esto es vital ya que si atraemos al embudo a personas que no están interesadas en nuestros productos, todo perderá el sentido. Si todavía no has puesto cara a tu buyer persona lee este post.

2. Propuesta de valor

¿Qué tienes tú de especial que no tienen los demás? La propuesta única de valor se refiere a que debes definir por qué un cliente debe escogerte a ti y no a la competencia. 

3. Oferta irresistible

Si quieres comerte el mercado, la oferta que hagas al mundo tiene que ser irresistible. ¿La has desarrollado bien? ¿Estás seguro de que vas a ser capaz de solventar el punto de dolor de tu cliente?

Crear un producto o servicio implica que estudies tu nicho, hagas un análisis de tu competencia e investigues precios y estrategias. Si lo que vas a vender no es bueno, da igual que montes todos los embudos del mundo.

4. Lead Magnet

Uno de los pasos más importantes dentro del embudo es convertir las visitas en suscriptores y una de las vías más efectivas para conseguirlo es un lead magnet.

Piensa que antes de empezar a trabajar en tu embudo ya tendrás que tener hecho tu regalo de bienvenida.

5. Visibilidad

Si a tu blog no llega nadie, nadie va a entrar en tu embudo. Así de simple.

Si acabas de lanzar tu blog, céntrate primero en alcanzar tu audiencia mínima viable. Después, tendrás que plantear una estrategia para que sigas recibiendo visitas de manera estable.

Te tocará trabajar tu SEO, tus redes sociales (LinkedIn, Twitter, Facebook…) y tu estrategia de guest posting.

Insisto, si todo este planteamiento inicial no lo tienes definido, puedes crear embudos, autopistas, puentes y lo que tú quieras. No servirá para nada.

Paso Nº 2: etapas del embudo de ventas y cómo hacer llegar a tu cliente hasta la venta

Como te decía arriba, el embudo de ventas se sustenta bajo una idea: personalizar al máximo la experiencia de la persona para que podamos mostrarle que nuestros productos y servicios son lo que necesita.

Para conseguirlo, lo que haremos será ir hipersegmentando nuestra lista de suscriptores para dividir a las personas por sus intereses. Solo le mandarás contenidos que interesan y nadie se aburrirá leyendo acerca de otros temas.

No obstante, antes de entrar de lleno en el embudo, quiero explicarte un concepto que a veces se confunde con el funnel: el ciclo de vida del cliente.

¿Qué es el  ciclo de vida del cliente o buyer’s journey?

Muchas veces me has oído hablar del ego del blogger o incluso de la ceguera del blogger. Siempre uso estos términos para referirme al emprendedor que cree que el centro del universo es él y sus productos. 

Y este egocentrismo es el peor error que puedes cometer en una estrategia de marketing.

El centro de tu negocio es tu cliente y la persona que te diga lo contrario no sabe de lo que está hablando.

Las etapas del embudo de ventas ¡Optimiza tus resultados con el Buyer’s Journey!

Por eso el embudo de venta se puede y debe ver desde la vista del cliente. El buyer’s journey no es otra cosa que la evolución de la mentalidad del comprador desde que descubre que tiene una necesidad hasta que compra.

Al igual que el embudo de ventas tiene 3 etapas

  • Fase 1 – Descubrimiento (awareness): esta fase se podría resumir con la pregunta «¿cómo podría aumentar mis ventas?». El cliente está buscando opciones pero todavía no ha encontrado una respuesta. Está rastreando Internet buscando soluciones.
  • Fase 2 – Consideración (consideration): la pregunta ahora sería «¿es esto lo que yo necesito?». La persona ha encontrado un producto o servicio que cree que puede solucionar su problema. ¿Y cómo comprueba una duda así? Con información más específica. Esta vez, su objetivo es corroborar sí de verdad es «eso» lo que necesita.
  • Fase 3 – Decisión (decision): la pregunta cada vez se hace más concreta y es «¿compro o no lo que me ofrece esta persona?». Ha llegado el momento de la verdad y el cliente necesita la información definitiva que le haga comprar.
  •  

Si entiendes en qué fase se encuentra cada cliente, te será más sencillo ofrecerle lo que necesita para que siga avanzando hacia la compra. Todo el proceso se basa en ir resolviendo sus posibles dudas e inseguridades.

Si quieres aprender más sobre este tema quizá te interese:

Embudos de ventas para tu negocio

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.