La separación de contenido y presentación

css written on blackboard

En lo que se refiere a  estilos o forma con la que se muestran esos resúmenes, debe demostrar en el CSS. Es ahí donde se definirá el tipo de letra para cada uno de los elementos del sitio web, la familia tipográfica, su dimensión, color, etc. Se definirá en el CSS el fondo de la web o de otros resúmenes, los espacios entre ellos. Además, también pueden precisar el layout o habilidad de todo el conjunto del sitio, repartimiento en columnas, cabecera, pie.

Los estilos se clasifican en un documento independiente del HTML, una única oportunidad. En todas y cada una de los sitios que acomodan la web y se vincula con la hoja de estilos, de manera que todas colaboran con un mismo aspecto. De esta forma, solo necesitan tocar la hoja de estilo, solo una vez, en un único documento cuando deseen modificar cualquier cosa en relación al aspecto del sitio web y con ello se trastornará la exposición de todas las páginas del sitio.

¿Quieren un diferente color en la cabecera? Solo deben tocar los estilos del elemento HTML que engloba la cabecera. ¿Desean una nueva impresión en los textos? Solo deben tocar las propiedades donde se precisaba la tipografía para el organismo del sitio. ¿Si prefieren cambiar el layout añadiendo una nueva columna? pues solo reasignamos tamaños a las columnas existentes hasta el instante y concretamos el enfoque de los manuales que quieren que se vean en la nueva columna.

Si han continuado las normas básicas y las buenas prácticas coherentes con el CSS, solo tendrán que palpar el código en un excelente lugar, el documento con vuestro CSS, y ello nos dejará modificar absolutamente el físico del sitio web, en todas las páginas que disponen.

El CSS nos prevé de utilizar trucos antiguos «de diseñadores»

A través de la historia del CSS se ha adelantado bastante. A pesar fijar esa ausencia de código concerniente con el contenido y el programa, los proyectistas todo el tiempo pretenden llegar un poco más allá y ello ha incitado que a veces se pierda la apariencia. En su aspiración de realizar un buen trabajo, los creativos inventan diseños que frecuentan  ser descubridores, elegantes, encantadores, nuevos y en esa investigación concluían todo el tiempo en la necesidad de usar distintos trucos «de diseñadores», brincando algunas de las reglas primordiales de la separación del qué y el cómo.

Una verbigracia seria, si un diseñador anhela tener dos fondos de imagen diferentes en un mismo dispositivo del sitio. Como esto no es viable en navegadores viejos y solo se mostró una solución con CSS3, lo que provoca es habitar dos elementos y aplicarle un fondo de imagen a cada uno. Ahí, aunque use estilos CSS para concretar los fondos de imagen, ella crea resúmenes HTML que no tienen intención de ilustrar un contenido, sino de dar soporte a una necesidad en el aspecto estético.

Os invito a compartir este artículo con vuestros amigos de Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.