Introducción al sonido en el HTML

Es éste el primer artículo con relación a los sonidos en una página web por ende, es más que todo una introducción.

Es verdad que tuvo una corta pero a su vez, una veloz vida, las páginas web se han ido convirtiendo a no ser unos puros archivos textuales en los cuales se puede entrar por Internet, son más bien unas verdaderas exposiciones multimedia, que mezclan el textos con imágenes, sonidos, vídeos y componentes de realidad virtual.

Si el primero de los pasos que se da fue agregar imágenes a las páginas web, tanto detenidas como cambiantes (GIF animados), lo siguiente a continuación sería el incluir sonidos en las mismas, logrando con ello el apelativo de “multimedia”. Y nos relataremos en lo continuado cuando se hable del sonido tanto a sonido resumido como a efectivas grabaciones de audio, de aptitud muy eminente.

Es por ello que, si bien los navegadores han logrado ser capaces de descifrar los ficheros de sonido convenientes desde hace ya bastantes versiones, es verdad que la aplicación de sonidos en las páginas web ha permanecido con ciertos límites desde siempre por el ancho de banda requerida en las conexiones a Internet para lograr bajar de forma conveniente dichos ficheros, gracias al tamaño “enorme” de los mismos.

Otra limitación realmente relevante es que se hallen a la hora de agregar ficheros de sonido en vuestras páginas son las distintas implementaciones que logran de esos los navegadores web más controlados. En efecto, no sólo se tiene que manejar etiquetas HTML diferentes para Internet Explorer o para Netscape Navigator, sino que asimismo hay veces que la forma misma de descifrar el sonido puede aplazar de uno a otro navegador.

Para concluir con el tema y que no se extienda tanto, hay que subrayar que a la hora de añadir ficheros de audio en vuestras páginas tienen que ser conscientes que diversos de los formatos manejados, sobre todo en grabaciones de gran calidad, necesitan de un plugin o programa específico para su correcta reproducción en el navegador cliente. Y si es verdad que hoy en día hay diversos plugins que se han convertido casi en un estándar en Internet (como el de Real Audio o el de MP3), hay otra variedad de éstos que no es normal el poseer instalados, por lo que si se agregan ficheros de esos tipos se obligará a la persona a tener que instalarlos, cosa a la que suele ser reacio.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.