Home PROGRAMACIÓN Nombrar elementos para todos

Nombrar elementos para todos

Nombrar elementos de forma efectiva ayuda mucho a la hora de hacer buenos códigos.
Nombrar elementos de forma efectiva ayuda mucho a la hora de hacer buenos códigos.

Hay cosas que son sumamente importantes a la hora de nombrar elementos cuando nos encontramos programando. Algunas de ellas que resuenan ahora mismo son la organización y la facilidad con que el código se entienda luego. Por ende, el hacer esta práctica es casi un arte. Que, con la repetición y la disposición de hacer las cosas más sencillas, es posible obtenerlo.

Ahorra trabajo incluso. Hacerlo más preciso y que se entienda evita la molestia de tener que desarrollar luego con mayor amplitud un comentario que explique en realidad para qué sirve el código que nos encontramos programando. El sueño es mirar el panorama completo y tener una noción lo suficientemente clara como para no tener que ir diseccionando con sumo detenimiento hasta descubrir, tras horas analizando, lo que de verdad hace.

 

¿Qué podemos hacer para nombrar elementos de forma eficiente?

Lo que vamos a poner en ellos son palabras que deberían decir lo que hace el código. No usar un conjunto que no tenga nada que ver o se piense para otro objetivo. Aunque no hay una norma establecida que te diga cómo debes hacerlo. Es preferible siempre guiarte con un patrón que ayude a su comprensión rápida y precisa.

Y aunque en el código no se puedan poner espacios para describir variables, podemos utilizar medios que no nos hagan perder el rumbo de las palabras adecuadas para nombrarlo debido a esto. Sencillamente podemos poner el conjunto unido o separarlo mediante simbología como el guión bajo.

Tampoco es necesario que utilices frases enteras a la hora de seleccionar las palabras que creas adecuadas. Con un par que cumpla entre los 8 y 20 caracteres es más que suficiente. Pero eso sí, debe mantener lo dicho arriba. El código se hará más digerible si indica lo que hace la línea en específico.

No es una obligación realmente, pero la calidad de un trabajo siempre habla muy bien del que lo ha realizado. La responsabilidad de los programadores radica en parte en que su código no hable en lenguaje extraterrestre. Sino en un uno que el resto comprenda a la primera para que haya unificación en el equipo.

Lo mismo si en el futuro otra persona deba revisarlo, no se pierda en el camino o se pregunte qué es lo que está observando en su pantalla. Sino que lo capte de inmediato.

Comenta tus opiniones al respecto, y no dudes en compartir este artículo en tus redes sociales.