SEO: El arte de hacer que funcione a tu alcance

SEO

Hoy en día, casi todo ha migrado a la Internet. Incluso los negocios. Por eso, para muchos se ha convertido en algo de suma importancia el posicionamiento de su sitio web (SEO) en los motores de búsqueda.

Y es que si, al colocar el concepto de tu negocio dentro de Google, no sale tu página o blog entre los primeros, ya sabes que el asunto va por mal camino. O al menos, que no tienes la suficiente audiencia que deberías si tu sueño es tener una empresa grande.

Manejar el SEO implica conocer bastante bien sus elementos. Esos que debes pulir lo máximo que puedas para así obtener buenos resultados. No se trata sólo de publicidad. Si de verdad quieres lograr un posicionamiento digno en los motores de búsqueda, debes actuar con inteligencia.

Y paciencia. El SEO se mece entre la vistosidad y la calidad del contenido que ofrezcas. Para que tu contenido comience a dar frutos, necesitarás ser constante, y también paciente. No sucede de la noche a la mañana. Pero si te esfuerzas y perseveras, verás que valdrá la pena.

 

Queremos ayudarte, así que te hablaremos de lo más básico del SEO que necesitarás hacer para posicionarte bien en los motores de búsqueda

Cuida tu contenido

Esto es el centro de todo. De nada servirá ser vistoso en los motores de búsqueda cuando, al entrar, el lector se consigue con escritos huecos que no le aporten nada. Con eso harás que te olviden fácilmente. O peor, que te marquen como algo negativo en sus mentes.

El diseño

Cómo luzca tu espacio también influye grandemente. Siempre debe representar una idea sólida y congruente con el contenido de tu web. Además de ser fácil de manejar por el usuario.

Imágenes

Úsalas con sabiduría, pero úsalas. Las representaciones gráficas dejan marcas más perdurables que simple texto en la mente de los lectores.

La dirección de tu sitio

Es recomendable que sea sencilla. Sencilla y fácil de recordar. Si tu cliente no puede escribir correctamente la URL de tu negocio, entonces no le has dado el nombre adecuado.

Los títulos

Deben ser de 70 caracteres. Eso es lo que dice Google. Y la palabra de Google es sagrada cuando hablamos de SEO. No divagues. No te vayas por las ramas. Que lo que comunique sea claro y conciso.

La descripción

Máximo debería contener 160 caracteres. Más de eso, no se podrá leer en el buscador de Google. El mensaje también tiene que ser concreto. Y que además, contenga algo que llame la atención a primera vista.

Palabras clave

Tienen que estar en todo. En la dirección de tu artículo, en el título, en la descripción. Deben ser visibles para Google. Que no se tome el esfuerzo de buscarlas, porque ahí estarán: listas para dirigir al público a tu contenido. Que es el mismo que les interesa. Y que te interesa a ti.

Enlaces internos

Son el gancho perfecto para mantener al lector dentro de su web, así que no prescindas de ellos. Inclúyelos con ingenio. Si en tu contenido actual hay algo que pudiera estar relacionado con otra publicación pasada, crea la conexión. Revívelo y tráelo de las profundidades de la web a los ojos de tu audiencia.

Enlaces externos

Bríndale al lector la confianza de que lo que está viendo ha sido investigado y contiene fuentes confiables que lo respaldan. Pero tampoco satures la página con ellos, ¿de acuerdo? Todo con moderación. No queremos un Aristóteles de Wikipedia aquí (con más enlaces externos que vida).

¿Algo más? Sí, sí. Paciencia. Y de nuevo, mucha perseverancia. La dedicación es la clave cuando se trata del SEO. Una vez empieces y tengas tiempo, te darás cuenta de eso.

También te puede interesar: Cómo arreglar el problema de Facebook incorrecto en miniatura en WordPress