Una propuesta web irresistible

oferta web irresistible
¿Estás buscando cómo hacer una propuesta web irresistible paso a paso?

Hacer una buena propuesta web puede ser la diferencia entre conseguir un nuevo cliente o no.

Necesitas plasmar en esa propuesta de proyecto cuál es tu idea, para impactar al cliente pero que, al mismo tiempo, le ofrezca un valor añadido de trabajar contigo y no con tu competencia. 

Si eres una agencia y necesitas crear una propuesta web irresistible, no lo dudes más. Sigue leyendo para convertirte en irresistible para tus clientes.

Cómo debe ser una propuesta web atractiva

Para elaborar una propuesta web atractiva no debes dejar nada a la improvisación. Tu propuesta de proyecto debe contener toda la información necesaria, pero además, debe llamar la atención del cliente

Piensa que es común que tu cliente decida pedir varios presupuestos para comparar, por lo que tu propuesta debe destacar.

  • Cuida el diseño. No debe distraer en exceso, pero sí que debe resultar atractivo. 
  • Sé conciso. No emplees palabras de más, pero asegúrate de dejar claras cuáles son tus propuestas, las condiciones, plazos, etc.
  • Véndete bien. ¿Qué te destaca de la competencia? La preocupación por la usabilidad y experiencia de usuario. Un premio de diseño. Plazos de entrega reducidos
  • Anticípate. Esto te ahorrará tiempo y darás una imagen de profesional con experiencia ante tu cliente.
  • No olvides el hosting y el dominio.  Asegúrate de que no habrá problema con ello e incluye alguna referencia a este punto en tu propuesta.

 

Quizá te interese leer: Crear Una Tienda Online gratis

Partes de una propuesta web irresistible

Con el tiempo, tendrás claro cuál es la propuesta web que mejor funciona con tus clientes. Pero si ves que hay algo que falla en tu propuesta de diseño web, sigue leyendo. 

Desgranamos toda la información que debe incluir la propuesta web perfecta. ¡Toma nota!

Resumen

Ya sabes que hoy en día, cada vez se lee menos. Y más todavía, cuando se trata de correos electrónicos. Todo el mundo tiende a escanear, así que lo mejor es que resumas en pocas líneas de qué va tu propuesta y cuál es tu valor añadido.

Necesidades del negocio

Habitualmente, antes de presentar una propuesta web te has reunido con el cliente para conocer sus necesidades. 

Por ello, lo ideal es dejar por escrito cuáles son sus objetivos que quiere cubrir, de manera que quede patente que os habéis entendido a la perfección.

Necesidades de los clientes

Puede parecer que nos estamos repitiendo, pero no. A menudo tu cliente quiere una web y unos contenidos en concreto, pero lo que sus clientes están pidiendo es algo distinto. Por ello, hay que saber reflejar qué busca su cliente para crear una web que convierta.

Solución

Aquí llega lo importante. Es el momento de detallar en qué consiste tu propuesta web, de qué manera vas a cumplir con lo que necesita el cliente. Es el momento de enumerar cuáles van a ser las acciones que vas a implementar.

Sino también cuál será la arquitectura web, si vas a utilizar herramientas específicas, si se trata de un precio cerrado o hay extras que pueden contratar… Todo debe quedar reflejado en tu propuesta. 

Por ejemplo, si además del diseño, necesita redactar los contenidos, una auditoría SEO o el mantenimiento web, son extras que puede contratar, más allá de la tarea de diseño web.

Timing

La estimación de tiempos es una de las partes más importantes para ti. Debes saber reflejar a la perfección, sin quedarte corto ni pasarte, el tiempo que vas a destinar en cada fase y tarea del proyecto de diseño web. 

Lo ideal es que reflejes adecuadamente cada una de las fases de la propuesta web irresistible: análisis previo, esbozos de los diseños, desarrollo y la fase de pruebas o testing. 

Si no sabes exactamente cuánto tiempo destinas a cada fase de un proyecto, puedes utilizar herramientas como Toggl o Harvest que te ayudarán a estimar los tiempos.

Inversión

Llega el momento de hablar de dinero y la manera de plantearlo cuenta ¡y mucho! No lo llames coste, llámalo inversión, aporta valor también con tus palabras. 

Aquí debes detallar las tareas a realizar y establecer los precios. Puedes hacerlo de manera global o bien, detallar cada parte por separado. 

Y recuerda, no sólo debes incluir el desarrollo en sí, también debes dejar reflejado cuál será el coste del mantenimiento web y si es opcional o no.

Llamada a la acción

Llega el momento de decir al cliente qué debe hacer ahora. Ya has dejado claro que estás listo para comenzar, así que debes indicarle cómo proceder

¿Qué debe hacer para aceptar la propuesta? ¿Tienes algún sistema de firma online? O tal vez decidas que basta con que responda con su conformidad al email. Explica de qué manera puede aceptar la propuesta web

A continuación, debe realizar el pago para iniciar el proyecto. ¿Aceptas pagos online con plataformas como PayPal? ¿Debe realizar una transferencia bancaria? 

Es el momento de explicarlo. Lo habitual es abonar una parte del proyecto por adelantado para comenzar a trabajar y pagar el resto a la entrega del proyecto. Tú decides el porcentaje, pero lo mejor es que sea un 50%-50%.

Quizás te interese: ClickFunnels; éxito inminente

Localiza al mejor desarrollador para tu propuesta web

En ocasiones, puede que presentes una propuesta web para un nuevo cliente. Pero también puede darse el caso de que un cliente que ya tienes, quiera abrir un nuevo mercado o implementar nuevos servicios que en principio no son los que realizas habitualmente.

¿Qué hacer en esos casos? Lo importante es siempre dar una respuesta al cliente, para que tenga la seguridad de que puede contar contigo. Y para ello, es mejor recurrir a un desarrollador web externo, con experiencia en proyectos similares

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.